Los Remates Judiciales son ventas forzosas de propiedades a través de una autoridad legal y gubernamental en razón del incumplimiento de una obligación por persona física o jurídica, de estos existen diversos casos que originan el remate tales como, cobro de un pagaré, hipoteca, ejecución de un convenio o laudo, falta de acuerdo en la repartición de bienes, deudas fiscales, impuestos, etc.

Servicio novedoso enfocado a nuestros inversionistas o accionistas, así mismo, enfocado a nuestra propia cartera inmobiliario para incrementar nuestros activos y flujo de efectivo a largo plazo.

Con esta opción el objetivo es participar en subastas públicas por remates judiciales para adjudicarnos o comprar propiedades a precios de remate para proceder a negociarlas posteriormente a precio del mercado inmobiliario actual del país, vendiendo las propiedades en un valor mucho menor que las ofertas actuales del mercado local, manejando un buen margen de ganancias para nuestros accionistas e inversionistas con la facilidad de poder agilizar y garantizar ventas efectivas y beneficios mutuos tanto para el cliente como a nuestros inversionistas.